Cosas que nunca haré

Mi amiga Inma me comentó que no le gusta visitar las ciudades en plan turístico, sino que prefiere hacerlo con el pretexto de vivir alguna experiencia. Es decir, no le gusta llegar a una ciudad desconocida y perderse por le casco antiguo o explorar los puntos que le dicen que son más atractivos.

Un curso de Ayurveda en India, trabajar un verano en Menorca o coger su magnífica furgo e irse a Los Caños en su día de descanso.
Inma viaja así, un turismo de experiencia. Visitar una o varias ciudades por algo, para algo. A mí también me gusta.

Pero sobre todo me hubiera encantado acompañar a Lina Quesada, autora de estas fotos y primera montañista andaluza que ha conseguido llegar a la cima del Everest.
La conocí en una rueda de prensa, en la que nos explicó los pormenores del ascenso a la montaña más alta del mundo. Mi primer contacto con ella fue en la sala de conferencias, cuando le pregunté si era de Prensa. No sé por qué razón, me dijo que sí y me dio un cd con las fotos del viaje. Impresionantes fotos que hace tiempo quiero compartir con vosotros. Seguro que Lina vio en algunos momentos la cima, desde lo lejos, y le pareció una odisea.

En mi opinión, el ascenso a esta montaña es una alegoría de la vida. En el transcurso del camino, encontró muchos obstáculos. Incluso hubo momentos en los que tuvo que volver atrás. Pero eso no era un problema para ella: ya conocía el camino. En otros momentos, unos militares armados le impidieron continuar el ascenso. Pero Lina no se detuvo. Tuvo paciencia, esperó. Continuó con su viaje.
Como era de esperar, no pudo reprimir la emoción al describirnos cómo fue la llegada a la cima. También nos aseguró que el peor momento del viaje fue el descenso.
La montañista sevillana me pareció una mujer muy humilde, muy serena, muy tranquila. Quizás sea por verse a uno mismo en la inmensidad de la naturaleza. Una hormigita en el Universo.

Anuncios

5 comentarios

  1. Manu said,

    junio 8, 2008 a 10:25 am

    El viaje es la aventura de conocer y de conocerse. Todo camino implica un cambio, una evolución. Por eso viajar nunca te deja indiferente, y nunca eres la misma persona cuando vuelves, porque lo que ves tiene que tocarte de alguna forma. Por eso no me gusta ser turista, prefiero ser viajero.

    Confucio decía que “todo gran viaje comienza con un primer paso”. Estamos en ello 🙂

  2. Caminante said,

    junio 8, 2008 a 3:39 pm

    Bueno, pues si te toca la quiniela ya sabes lo que tienes que hacer conmigo ji ji ji 😉

  3. Manu said,

    junio 9, 2008 a 11:12 am

    ¡¡Nos han tocado 59,11 euros!! Algo es algo… Pero bueno, el dinero es lo de menos. Una mochila al hombro, la mejor compañía y la mirada en el horizonte. Para viajar y para ir hacia adelante no hace falta mucho más.

  4. Anonymous said,

    junio 10, 2008 a 7:48 pm

    Realmente PRECIOSO!!,
    me deja los pelos como estalactitas,
    ya me contaras…
    Roberius

  5. Anonymous said,

    junio 12, 2008 a 11:29 pm

    Lo mejor es seguir conociendo otras alturas y otros mundos,y no estancarse en el mismo sitio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: