Silencio

Estoy muy contenta de estar en mi isla. El otro día caminaba con mi madre por la calle e iba viendo pasar a gente que me llamaba por mi nombre, diciéndome que me iba a dar un toque por el móvil para contarme cosas; otros para prestarme el coche y hacer prácticas antes del examen -sobre todo aparcando-. He conocido al recién llegado Andreu, de pocos días; he visto la puesta de Sol, pero en violeta, iluminando un extraño arcoiris. También fui al cine, y estaba lleno, así que lo sustituimos por una cena en lo alto de un acantilado, cuyo precioso paisaje se nos presentaba oculto por la ausencia de la Luna. Que no invisible.
Sin duda he ido recogiendo pedacitos e impresiones para continuar el peregrinaje que ya iré desmenuzando más adelante.
Esta mañana he abierto un ojo tras la marea de estudiantes de ayer en el bar y he respirado hondo para ver si podía llenar los pulmones del maravilloso silencio de esta isla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: