Utopía en la colmena

Encendemos la tv. Vemos a Paula Echevarría, actriz, asturiana y guapísima, haciendo declaraciones sobre su futuro retoño.
– Qué guapa es – dice una de las habitantes del piso.
– Qué cruel, la naturaleza – dice otra.
Y, a raíz de esto, las habitantes de este pedacito de colmena manifestamos que:

Para que el mundo fuera mejor, la belleza y la fealdad no tendrían que existir. Todos deberíamos nacer iguales en este sentido. Sin defectos ni virtudes físicas. Echar la red, atrapar a la belleza y a la fealdad y dárselas de comer refritas a algún Titán sin fondo para digerirlas hacia el centro de la Tierra para siempre. A la primera, por soberbia; y a la segunda, por legitimar a la primera.
Si todos naciéramos iguales en este sentido, muchos de los problemas del mundo dejarían de darnos el coñazo.
La sociedad no vacilaría a la mujer, a la que bombardea a diestro y siniestro para frustrarla y competir constantemente con las que tendrían que ser sus aliadas. Sin maquillajes, cremas que disimulan las patas de gallo, celulitis, senos caídos, alopecias, vientres, pellejos; tampoco pendientes y abalorios, la tortura de la depilación, certámenes de belleza, anorexia, vigorexia, peluquerías… ¡la moda! Modelos, pasarelas, los tacones de aguja, minifaldas, medias de rejilla, y escotes brutales dejarían de pulular por el imaginario como si fueran néctares de felicidad.
La mujer no sería exhibida como un animal en la TV y a las demás les daría igual el número de polvos que ha echado con ése y aquél que, por descontado, está cargado de pasta y rebosa poder. Así que, coherentemente, el dinero y el poder no serían ‘embellecedores’, puesto que la belleza no existiría como tal. El novio de la Obregón no sería ‘noticia’ porque, como la belleza es un concepto que no conoceríamos, no destacaría por nada más. De hecho, no ha destacado por nada más.
No habría lugar para los regalos de navidad infantiles tales como mini-maquillajes o Barbies Malibú para empicar a las niñas pequeñas.
Tampoco existiría, probablemente, la iglesia anglicana; ni Juana se hubiera vuelto loca, y Afrodita y Venus habrían sido desterradas del Reino de los Dioses.
Si todos fuéramos iguales, el impacto en el mundo sería tal que no alcanzo siquiera a imaginarlo. Pero me gusta fantasear con algunas de las consecuencias y no puedo evitar una cómplice y perversa sonrisa.

Anuncios

6 comentarios

  1. "Tati-Pagès-Soulbizarre" said,

    marzo 12, 2008 a 2:24 pm

    Els esdeveniments capgiren les fotografies. Es fa necessari un mapa. Cal una cartografia bàsica. Capturo una frase que apareix a 1000 mesetas, obra magna i magmàtica del tandem Deleuze-Guattari. Els autors ballen amb una frase d’una cançó que canta Ana Karina a Jean-Paul Belmondo. Extreta de Pierrot le Fou, peli de Godard. Inscriuen el fragment de la cançó en la teranyina i escriuen:
    ¡ Haced rizoma y no raiz, no plantéis nunca ! ¡ No sembréis, horadad ! ¡ no seáis ni uno ni múltiple, sed multiplicidades ! ¡ Haced la línea, no el punto ! La velocidad transforma el punto en línea. ¡ Sed rápidos, incluso sin moveros ! Línea de suerte, línea de cadera, línea de fuga. ¡ No suscitéis un general en vosotros ! Nada de ideas justas, justo una idea. Tened ideas cortas. Haced mapas, y no fotos ni dibujos. Sed Pantera Rosa, y que vuestros amores sean como los de la avispa y la orquídea, el gato y el babuino.

  2. Josep Bagur said,

    marzo 13, 2008 a 12:21 am

    Hola barbara!
    Sa soletat es molt trista, per jo significa molt aquesta foto.
    Ja m’esplicaras per a que vols sa foto…

  3. Kiski said,

    marzo 13, 2008 a 3:02 am

    Pero a las que sois guapas os encanta serlo…

    Un Saludo

  4. ana said,

    marzo 13, 2008 a 9:00 pm

    Igual no es culpa de que exista la belleza o la fealdad, que son dos concepto totalmente subjetivos. Quizá la culpa es nuestra por hacerle tanto caso a las dos, por atender a las imposiciones que quieren hacernos, por dejarnos convencer de lo que es bello o es feo y de que lo bello (ese bello que nos quieren vender) es a lo que todos tenemos que aspirar.

    Besines.

  5. Caminante said,

    marzo 13, 2008 a 9:23 pm

    Muchas gracias por vuestros comentarios. Ana, yo creo que es culpa de ambos… pero sin duda nosotros somos los últimos reponsables…
    Kiski, no me creerás, pero esperaba una aportación de ese estilo por tu parte… es lo que tiene que te conozca un poquito… suerte en el último ensayo…
    Josep, ja parlarem face to face jiji… i Tati, ja t’he preguntat el significat del teu comentari a un dels teus blogs, que no se’t oblidi ok?

    Un besazo a todos

  6. "Tati-Pagès-Soulbizarre" said,

    marzo 14, 2008 a 12:33 pm

    està molt clar: el bipartidisme és un agencement multiplicatiu de deliris mediatico partidaris i molt poc politics…llegiu Deleuze i respirem a fons fins alliberar-nos.
    visca ICV! estic passat de voltes i prefereixo fer filosofia irònica i invectiva!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: