Larga vida al funcionariado

Quiero compartir en este pedacito de mis cositas y mis andares una circunstancia esperpéntica que sin duda culmina el fin de este San Lunes.
En el ocaso de este estupendo día de la semana, voy a hablar de los funcionarios. De los funcionarios de Tráfico. Lo voy a contar en plan cuento, porque no es para menos.
Érase una vez un expediente de Tráfico, de una mujer con un nombre puramente femenino. Ese expediente viajó de la autoescuela a la delegación de Tráfico de esta ciudad, con una de sus casillas sin completar: la que especificaba el sexo de la aspirante a sacarse el práctico del carné de conducir.
El/la funcionari@ de turno, al ver la casilla, sin completar, y viendo perfectamente mi femenino nombre, optó por echar atrás el expediente y retrasar el examen de la alumna DOS SEMANAS, puesto que en estas fechas de este laico país se celebra la Semana Santa. Sin importarle las circunstancias de esta mujer, ni el dinero gastado en prácticas, ni teniendo en cuenta la PUTADA que le supone retrasar tal examen tanto tiempo.

Yo le deseo de todo corazón a est@ buen/a funcionari@ que le vaya todo estupendamente en su vida, deseándole que no se cruce ante ninguna circunstancia con alguien de su calaña.

Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: